Conoce la senda del Río Sar en Santiago

La increíble ciudad de Santiago de Compostela te lleva a conocer increíbles lugares a tan solo un palmo del centro histórico. Si necesitas alejarte del bullicio de sus calles, conoce la senda del Río Sar y sentirás la paz de la naturaleza en el corazón de la Galicia incesante.

Acercándonos a este lugar, seremos partícipes de la magia de un entorno completamente natural, repleto de vegetación de ribera junto a un río que esconde leyendas y secretos. Incluso sus aguas tienen historias por contar, así que no te lo pienses más y vive la experiencia: conoce la senda del Río Sar.

Cuenta la leyenda xacobea que el río arrastró el cuerpo del Apostol a la ciudad. Razón por la cual miles de peregrinos siguen la ruta de 4 kilómetros para admirar uno de los caminos más bonitos de Galicia. Además, esta actividad es ideal para niños que se aventuren a caminar largos kilómetros junto al río (distancia adaptada para ellos). Una colegiata romántica podrá guiarte por las estructuras de aprovechamiento de agua acompañados de la sombra de árboles maravillosos.

Conoce la senda del Río Sar en Santiago

Conoce la senda del Río Sar desde el principio

No muy lejos de la ciudad de la cultura, junto a unas pistas de pádel, se encuentra la senda del Río Sar. El camino es inigualable, así que conviene que lo disfrutes desde principio a fin. La gente suele frecuentar estos caminos para practicar algún deporte a la vez que respiras aire puro. ¡Cálzate tus mejores deportivas y ponte en marcha!

Conoce la senda del Río Sar porque desde aquí podrás rodear la ciudad de Santiago desde el sur, pasando por sus mejores fotografías como las brañas do Sar, el puente que lo cruza y colexiata do Sar. Estos paisajes de ensueño llevan a los turistas y deportistas a cruzarse con la Rúa do Restollal hasta el Parque Eugenio Granell. Parece un largo camino, pero sin duda merece la pena hacerlo entero. Si no es así, puedes explorarlo a medias de un lado a otro para ver todo lo que este lugar tiene preparado para ti.

Lo importante es conocer los primeros metros que hacen que este sea uno de los lugares más especiales de Santiago de Compostela. El entorno nos lleva a un viaje por la Rúa Ponto do Sar, la cual nos enseña las casas que se apegan al puente de origen románico. Todavía se conserva la antigua calzada romana que da entrada a los peregrinos que transitan por la Vía de la Plata en el Camino de Santiago.

Conoce la senda del Río Sar

Colexiata de Santa María do Sar

La siguiente parte del camino toma como protagonista la Colexiata de Santa María do Sar, un templo de gran belleza por sus detalles románicos de los siglos XVII y XVIII. En él se puede apreciar un claustro bien conservado que aguarda reliquias de tiempos pasados también románicos. Además, esta zona ha sido restaurada para sus visitantes y creyentes que se acercan a diario a enamorarse de semejante tesoro.

A su vez, la iglesia tiene un parque infantil ideal si vamos en familia, para descansar un poco del trayecto. Una vez que hemos recargado las pilas, podemos tomar la decisión de qué camino escoger, ya que el tramo se divide en varios caminos diferentes. Cada uno de ellos tiene algo especial que los hace únicos, como campos de cultivo, ganado, playas fluviales, presas, antiguos lavaderos, fauna y flora de todo tipo en el Camiño do Pozo.

El conocido Hospital Comarcal

El siguiente paso es terminar el recorrido rodeando el Hospital Comarcal, lugar de descanso un merendero a las orillas del río ideal para admirar la belleza del parque natural. Por aquí se puede observar el Castillo de A Rocha Forte o el puente de Castro de Quistiláns de origen medieval.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.