origen de la ciudad de Santiago de Compostela

El origen de la ciudad de Santiago de Compostela está completamente unido a la Catedral. Se podría decir que sin catedral no existiría Santiago y Santiago no existiría sin la catedral. A continuación haremos un pequeño resumen de cómo a lo largo de la historia la ciudad de Santiago se ha convertido en lo que es actualmente. ¡No te lo pierdas!

De la época romana al descubrimiento del sepulcro de Santiago

Donde actualmente se sitúa la ciudad de Santiago, en el denominado Monte Libredón, se ubicaba una villa romana del siglo VII.  Sin embargo, según la leyenda, en la época celta, ya existía un mausoleo donde los discípulos de apóstol Santiago enterraron sus restos. Posteriormente el territorio fue conquistado por los Suevos en el siglo V. En el siglo VI fue atribuida como una provincia del obispado de Iria Flavia y en el año 585 se anexionó al reino Visigodo.

Entorno al año 830 el ermitaño Pelayo encontró el sepulcro del apóstol y posteriormente avisó al obispo Teodomiro. Finalmente el descubrimiento llegó a los oídos del monarca del reino Astur. Aquí dio comienzo a los principales acontecimientos que dieron origen a la ciudad de Santiago de Compostela.

El rey Alfonso II acudió a ver el hallazgo convirtiéndose en el primer peregrino del ‘Camino Primitivo’. El monarca ordenó la construcción de la primera iglesia y de un monasterio, actualmente conocido como San Paio, cuyos monjes custodiarían los restos y el templo.  En el siglo X el asentamiento fue denominado ‘campo de la estrella’ que proviene del latín ‘campus Stellae’.

Comienzo del peregrinaje y construcción de la catedral

Con el aumento del peregrinaje se fue desarrollando un núcleo urbanístico entorno al templo. En el año 997 Almanzor, caudillo de Al Ándalus atacó la ciudad y solo respetó el mausoleo del apóstol. Fue en la reconstrucción posterior cuando se da la principal expansión urbana de la ciudad. Se amuralló alrededor del territorio y se dio comienzo a la construcción de lo que sería la catedral.

En 1075 se puso la primera piedra del templo que impulsaron el rey Alfonso VI y el primer arzobispo de Compostela, Diego Xelmírez.  En el año 1211 se consagró la catedral coincidiendo con la mejor época de peregrinación a Compostela.

Desarrollo de la ciudad desde la época dorada a la actualidad

Santiago de Compostela ciudad

Con el gran aumento de peregrinos, fuera de las murallas fueron instalándose distintas órdenes religiosas. Los habitantes, su economía y los gremios crecían entorno a la catedral y los peregrinos.

En 1495 se inició otro de los grandes hitos de la historia de la ciudad. Se creó la escuela para pobres, preludió de lo que sería el inicio de la centenaria universidad de Santiago. Esto desencadenó un empuje al crecimiento de la ciudad que empezó a crear centro urbanísticos del centro histórico.

A finales del 1800 la inestabilidad política y las guerras disminuyeron la afluencia de peregrinos. Fue tras el descubrimiento de las reliquias del apóstol y la autenticidad que le otorgó el papa León XIII, lo que hizo volver a aumentar el flujo de transeúntes por el camino.

Durante esta época la ciudad de Santiago de Compostela se consolidó como un núcleo de importancia religiosa, cultural, académica y política. Finalmente en los años ochenta se convirtió en la capital de la comunidad autónoma de Galicia siendo sede del gobierno y de las instituciones autonómicas gallegas.

Tras esta breve historia podrás entender mejor la distribución del centro y la importancia que tiene la catedral en la historia de la ciudad de Santiago de Compostela. Para una mayor información, siempre contarás con la opción de recorrer el centro histórico con guías que te lo expliquen con más exactitud en free tours.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.