Las calles más bonitas de Santiago de Compostela

Santiago de Compostela reúne los mejores lugares para perderse y no encontrarse. Aunque no hablamos de encontrarnos, porque el secreto de esta ciudad es dejarse llevar por las calles más bonitas de Santiago de Compostela. Si por alguna de ellas te quedas sin palabras, es normal, los paisajes gallegos dejan sin habla a cualquiera que tenga la suerte de admirar los detalles góticos de sus esquinas.

Por eso mismo, te recomendamos las calles más bonitas de Santiago de Compostela para que te adentres en los mundos mágicos de la capital gallega. Para que, desde cualquier punto de ellas, encuentres tu sitio para picotear, descansar u observar la Catedral desde cualquiera de sus puntos.

Las calles más bonitas de Santiago de Compostela

Cercana a su Catedral

La Plaza del Obradorio nos regala las vistas a uno de los monumentos más importantes del mundo: la Catedral de Santiago. Imagen icónica de la ciudad, los peregrinos la adoran arrodillándose al entrar. Sin embargo, ver esta escena desde una de las calles más bonitas de Santiago de Compostela, es una experiencia inigualable, ya que puedes hacer más actividades a la vez que divisas los paisajes más característicos de Galicia.

Alrededor de la plaza se encuentran otros grandes edificios que adornan nuestras vistas. Nos podremos acercar al Hostal de los Reyes Católicos, el Palacio Raxoi y el Colegio de San Xerome para terminar de enamorarnos de lo que tenemos cerca. Además, si te mueves más allá de la plaza, una de las calles que sobresale es Fonseca. Este lugar es ideal para encontrar conchas de peregrinaje si queremos llevarnos un buen recuerdo.

Las calles más bonitas de Santiago de Compostela

La Plaza de Abastos

Para llegar a otra de las calles más bonitas de Santiago de Compostela, tendremos la suerte de recorrer otras del mismo calibre. Siguiendo la Calle da Conga y girando a Rúa de Altamira, se abren a nuestro paso una ristra de sitios perfectos para degustar los productos de mar recién cogidos.

Aunque el más conocido de todos es el mercado de la Plaza de Abastos, abierto de lunes a sábados, miles de gallegos se paran para obtener el mejor pescado de la ciudad. Además, puedes comprar frutas y verduras muy frescas que los vecinos han recolectado ese mismo día. ¿No es maravilloso?

Lo cierto es que esta zona, aunque te parezca mentira, es la segunda más visitada de Santiago. Ya sea por el ambiente que se respira, por su clásico arte de vender pescado en el mercado o los detalles que te transportan en un viaje en el tiempo, la Plaza de Abastos está realmente concurrida por aquellos que aman el estilo tradicional gallego sin salirse del centro.

Las calles más bonitas de Santiago de Compostela para degustar

Desde la plaza que te acabamos de recomendar, surgen otras pequeñas callejuelas ideales si lo que buscas son sitios para comer. Calles con ambiente y perfectas para enamorarse de su estilo, se encuentran muy cerca de la Plaza de Abastos. Por ejemplo, siguiendo la Rúa das Rodas y Rúa San Pedro, podrás toparte con una ristra de bares y restaurantes de calidad excelente.

Las calles más bonitas de Santiago de Compostela

Parque de Santo Domingo de Bonaval

Después de haber recargado pilas por las calles de mayor ambiente gastronómico, no te puedes perder este lugar. Aquí se encuentra en Centro Galego de Arte Contemporáneo, por lo que te sorprenderás tras caminar por los lugares más estrechos para toparte con algo tan mágico. La librería y la cafetería son dignas de visitar, así que no te olvides de tomarte un café por sus salones.

Este emblemático edificio tiene unas vistas de ensueño si miramos hacia el Parque da Alameda. Siguiendo la ruta de este verde parque, podremos acceder a la Rúa de Teo, desde la cual veremos la parte antigua de Santiago y admirar sus vistas panorámicas de la ciudad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.