Las leyendas de templarios comienzan con el origen del Camino de Santiago que se remonta al año 813 y tiene relación al primer recorrido que hizo el rey Alfonso II. Tal fue su éxito de este camino que en los siglos XII y XIII realizaban cada año miles de peregrinos.

Esta gran afluencia provocó que, tanto el poder monárquico como el católico, tomaran la decisión de empezar a construir albergues, puentes y hospitales que salvaguardaran a los viajeros que lo atravesaban. Con el tiempo se dieron cuenta de que esto no era suficiente para asegurar la seguridad de los peregrinos y así nació la famosa Orden de los caballeros templarios.

La oficial “Orden de los Pobres Caballeros de Cristo y del Templo de Salomón” fue un antiguo grupo militar cristiano perteneciente al medievo fundado a comienzos del S.XII por los nueve caballeros franceses, con el objetivo de velar por la seguridad de las personas que realizaba la peregrinación por el camino.

El crecimiento que tuvo el poder de la orden fue en aumento debido a la ventaja que les otorgaba ser de los pioneros en conocer la numeración arábiga. Esto hizo que se ganaran el respeto entre la gente ilustrada y ciudadanos que empezaron a tomarlos como referente de sabiduría.

Tanto la merecida fama dela orden como la creciente popularidad del Camino, dieron a los templarios una escusa perfecta para empezar a sacar beneficios de los peregrinos en su viaje, como consecuencia de estas ganancias hoy en día aún podemos encontrar lugares que demuestran algunas de estas leyendas de templarios:

Ermita de Santa María de Eunate

De forma extraoficial, se cree que esta iglesia tiene origen templario por ciertas características en su fisionomía. Tales como su plata octogonal y su similitud con la Cúpula de la primera sede de la orden situada en el antiguo templo de Salomón la Roca de Jerusalén.

Iglesia Santa María de la Blanca

Una encomienda era un bien inmueble que los templarios adquirían a través de donaciones. Pues fue en villalcazar de Sirga donde la orden fundó una en el lugar donde hoy vemos el imponente templo de Santa María la Blanca.

Iglesia del Santo Sepulcro

Esta iglesia de estética romana y situada en Torres de Río sirvió de punto de guía para millones de peregrinos que se cruzaban en el Camino de Santiago.

La vinculación de este templo con la orden sí que está demostrada por diferentes documentos. No solo con eso, también se han hallado cuerpos enterrados con vestimenta templaría en las inmediaciones.

Iglesia de San Juan

Ubicada en la calle-camino de Castrojeriz Su base está hecha con restos románicos. Este gran edificio fue propiedad de los templarios antes de pertenecer a los Hermanos Hospitalarios de San Antonio. En la actualidad podemos observar crucetas pateadas de origen templario en los capiteles de las columnas.

Santa María de los Huertos y su crucifijo

Hay una iglesia al comienzo del camino francés, que los templarios bautizaron con el nombre de Santa María de los Huertos a finales del S.XII. En ella se encuentra un gran crucifijo con forma de Y, su interés se basa en que es una de las grandes obras de imaginería gótica que se conservan en el país.

Todavía hay más… si quieres conocer este tipo de leyendas y verlas en directo tenemos un plan perfecto, pon: «leyendas Santiago» en tu buscador habitual y verás como encontrarás multitud de tours que webs como Vipealo.com ofertan. No suelen ser muy caros y merece la pena que un guía experto te vaya enseñando en vivo y en directo todos estos legados históricos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.