Mitos y leyendas de Santiago de Compostela

Galicia es terra meiga. Es un lugar donde viven y conviven muchas historias, mitos y leyendas. Sus habitantes siempre han convivido con las famosas meigas, tal y como dice el dicho habelas, hainas (en castellano haber, las hay). La superstición, el más allá y creencias extraordinarias forman parte de la cultura de esta tierra. Su capital, evidentemente, no iba a estar exento de ello. Además, la presencia del camino de Santiago está lleno de misticismo, historias e incluso rituales. Por este motivo, traemos algunos mitos y leyendas sobre Santiago de Compostela. ¡Seguro que descubres algo nuevo!

Además de ser Galicia un territorio propicio a este tipo de historias, las bases del fundamento de la ciudad recaen en milagros, apariciones y particularidades cristianas. El peso de las mismas, han hecho evolucionar multitud de historias hasta desencadenar en muchos casos en pilares fundamentales en la creación de esta ciudad. Son muchas los mitos y leyendas que corren sobre Santiago de Compostela por sus calles, en numerosos escritos y en sus habitantes. Vamos a destacar algunos de los más populares.

Topónimo

La forma que tuvo en surgir en actual nombre de Santiago de Compostela es algo que no está del todo aclarado hoy en día. Está claro que recibe el nombre de Santiago por los restos del Apóstol Santiago el Mayor, sin embargo, este lugar ostentó otros nombres a lo largo de la historia. Entonces, ¿de dónde proviene Santiago de Compostela?

Una de las versiones con más adeptos es la interpretación y posterior evolución que pudo dársele a la expresión latina campus stellae (que en castellano vendría a ser el campo de la estrella). Pero, ¿por qué?, ¿de dónde viene?

Según la leyenda, que además se encuentra recogida en el Códice Calixtino, un eremita de nombre Pelayo encontró los restos del Apóstol por casualidad. Una noche oscura pudo observar en el lugar donde estaba enterrado el Apóstol una serie destellos lumínicos, lo que, de acuerdo a la historia propició el descubrimiento del mismo. De acuerdo a esta historia, este fue el motivo que llevó a la evolución este nombre hasta el de Compostela. Así, mucha gente afirma que este campo de la estrella que alumbró el sepulcro ha sido el desencadenante de la peregrinación, lo que le ha otorgado importancia al territorio hasta hoy día, siendo capital de autonomía.

Estrella representativa de la que alumbró el descubrimiento del sepulcro del Apóstol Santiago, mito de Santiago de Compostela
Estrella representativa de la que alumbró el descubrimiento del sepulcro del Apóstol

Banco de los susurros

Cuenta la leyenda que en este banco de la Alameda de Santiago se producían muchos encuentros privados y prohibidos. Pero, ¿por qué? Tras el palco de la música y cuya construcción fue acomodar a santiagueses para que se deleitasen con las bandas, se construyó un banco semicircular de piedra de 14 metros. Sin embargo, la singular acústica que genera esta construcción hace que sea posible escuchar el susurro de quien se sienta justo en el extremo contrario a ti. ¿Curioso verdad? El sonido rebota por la piedra hasta llegar a escucharse como un susurro al otro lado.

Esto es totalmente verídico. No obstante, existe el mito creado a respecto de este banco y es que el efecto acústico que se producía en él era prácticamente desconocido por la gente. Por este motivo, existe la creencia popular de que, en él, en tiempos de prohibiciones, se intercambiaban secretos desde la lejanía, chivos expiatorios y, la versión más bonita incluso afirma que era lugar de encuentros de romances ocultos.

La Sombra del Peregrino

Esta leyenda tiene dos historias diferentes pero un único protagonista, y es que muchas han sido las personas que han destacado la presencia de una sombra de un peregrino apoyado en la Catedral en la Plaza de la Quintana.

La primera de sus historias la protagoniza un sacerdote. Se dice que este estaba enamorado de una religiosa de un convento de la ciudad y que todas las noches se reunían por unos pasadizos que unen el convento y la Catedral, justo bajo esta plaza. Un día, este sacerdote le propuso a su amada que se fugasen a vivir su amor, lo que ella aceptó. Se citaron esa misma noche y el clérigo, para evitar ser reconocido, se vistió de peregrino. Sin embargo, ella nunca apareció. Cada noche desde entonces él acude a la misma hora al mismo lugar a esperar a que aparezca su amada, motivo por el que puedes observar la sombra.

En el segundo de los mitos el protagonista es un francés del siglo XV conocido como Léonard du Revenant. Este asesinó a su padre para hacerse con su herencia. Sin embargo, fue descubierto y tras unos años en prisión fue condenado a realizar el camino a Santiago para redimir sus pecados y poder heredar los bienes. Por el camino, asesinó a otros dos jóvenes y, según afirma esta leyenda, el estado completo de las posadas a su llega a la ciudad hizo que durmiese contra la Catedral en este mismo punto. Una vez dormido, el espíritu de su padre se apareció y le dio el perdón por haberlo asesinado. No obstante, no hizo así con el de las dos personas a las que ejecutó por el camino. Motivo por el que quedó allí condenado eternamente.

La Sombra del Peregrino, mito de Santiago de Compostela
La sombra del peregrino

Ahora que ya sabes algunos mitos y leyendas sobre Santiago de Compostela, ¿cuál es tu preferido?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.